sábado, 9 de marzo de 2013

Delmira Agustini. Desafio 12 mujeres, 12 paises.

 
Rara ceguera que me borras el mundo,
estrella, casi alma, con que asciendo o me hundo.
 
 
 
Cuando me sumé al reto “12 mujeres, 12 países” inmediatamente pensé que sería una excelente oportunidad para hablar de algunas poetisas que me gustan.
 
 
Con Delmira Agustini cumplo con mi primer autora, que merece ser la primera por haber roto las convenciones de su época, pero además es oriunda de un país que quiero muchísimo muchísimo: la República de Uruguay, que además de ser bellísima y tener un patrimonio cultural enorme es la tierra natal de algunos de mis amigos mas queridos.
 
 
Conocí a Delmira Agustini allá por el año 2000, cuando fui a ver una obra de teatro que llevaba su nombre. Allí descubrí a esta escritora que escribía poesía erótica a principios del Siglo XX y que murió en una sórdida habitación de hotel, en manos de su ex marido, devenido en amante, que también se quitó la vida en esa jornada.
 
 
Recuerdo que me impresionó mucho la obra de teatro, ya que la puesta en escena era en una plataforma muy pequeña elevada, alrededor de la cual nos sentábamos los asistentes. La obra representaba el encuentro imaginario de los dos amantes en aquella noche trágica. A lo largo de la obra, en la que iban apareciendo versos de Delmira, íbamos conociendo la historia de su vida. La cercanía de los actores, y la intimidad que se lograba con la puesta, generaban una atmósfera cargada de suspenso, pasión e intensidad dramática. Después de esa experiencia, investigué mas sobre esta autora.
 
 
Nació en Montevideo en 1886, en el seno de una familia de clase acomodada. Desde muy pequeña demostró un talento e inteligencia fuera de lo común, y pasó toda su infancia y juventud en una atmósfera cultural, dedicada a actividades intelectuales, como tocar el piano, leer y escribir.
 
 
Publicó su primer poemario “El Libro Blanco” en 1907 a los 21 años, impactando la sociedad uruguaya con sus versos, con claras referencias eróticas. Decía Delmira: “Vamos más lejos en la noche, vamos/ Donde ni un eco repercuta en mí,/ Como una flor nocturna allá en la sombra/ Yo abriré dulcemente para ti.”
 
 
La hipocresía de la época hacía que, si bien su talento era admirado, también provocaba escándalo que una joven soltera (entiéndase virgen) hablara de temas eróticos. (“Todo aquí lo alumbraron tus ojos de diamante;/ Bebieron en mi copa tus labios de frescura,/ Y descansó en mi almohada tu cabeza fragante;/ Me encantó tu descaro y adoré tu locura/¡Y hoy río si tú ríes, y canto si tú cantas;/ Y si tú duermes, duermo como un perro a tus plantas!/ ¡Hoy llevo hasta en mi sombra tu olor de primavera”)
 
 
A esto agréguese que Delmira era una joven muy hermosa, de modo que su fama como poeta iba acompañada y era insuflada por la fama de su belleza.
 
 
En 1913 a los veintiseis años, con otros libros publicados y siendo ya famosa, se casó con Enrique Job Reyes, un hombre que nada tenía que ver con ella, un rústico. Ese año publica también su libro de poemas mas abiertamente erótico, que la pone en boca de todos. (“Porque tu cuerpo es la raíz, el lazo/ Esencial de los troncos discordantes/ Del placer y el dolor, plantas gigantes”)
 
 
Su matrimonio fracasó meses después. Se dice que era vinculo muy contradictorio ya que pese a la gran atracción y  pasión que sentía Delmira por Reyes, no podía tolerar su falta de cultura. Así fue que continuaron siendo amantes, y encontrándose en hoteles. En uno de estos encuentros, Job Reyes mató a Delmira y luego se suicidó, lo que generó un escándalo singular en la sociedad de la época.
 
 
Dejo aquí dos poemas de Delmira que me gustan mucho, y este link (http://cvc.cervantes.es/literatura/escritores/agustini/default.htm) para quien quiera seguir leyendo acerca de su vida y conociendo su obra.

Explosión

¡Si la vida es amor, bendita sea!
Quiero más vida para amar! Hoy siento
que no valen mil años de la idea
lo que un minuto azul de sentimiento.
 
 
Mi corazón moría triste y lento...
Hoy abre en luz como una flor febea.
¡La vida brota como un mar violento
donde la mano del amor golpea!
 
 
 
Hoy partió hacia la noche, triste, fría...
rotas las alas, mi melancolía;
como una vieja mancha de dolor
en la sombra lejana se deslíe...
 
 
¡Mi vida toda canta, besa, ríe!
¡Mi vida toda es una boca en flor!
Con la esencia de una sobrehumana pasión!

 
 
Lo inefable

Yo muero extrañamente...No me mata la Vida,
no me mata la Muerte, no me mata el Amor;
muero de un pensamiento mudo como una herida...
 
 
¿No habéis sentido nunca el extraño dolor
de un pensamiento inmenso que se arraiga en la vida,
devorando alma y carne, y no alcanza a dar flor?
 
 
¿Nunca llevasteis dentro una estrella dormida
que os abrasaba enteros y no daba un fulgor?...

 
 
Cumbre de los Martirios!... Llevar eternamente,
desgarradora y árida, la trágica simiente
clavada en las entrañas como un diente feroz!...

 
 
Pero arrancarla un día en una flor que abriera
milagrosa, inviolable!... Ah, más grande no fuera
tener entre las manos la cabeza de Dios!




6 comentarios:

  1. Es un reto muy interesante y tu entrada me hizo conocer a esta autora que desconocía totalmente, seguramente mi madre la debe conocer, pero como yo leo poco de autores hispanos soy bastante ignorante.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Che, no te estarás dando demasiado con un caño?? jajaja... la verdad es que no es una autora muy conocida, es mas su historia personal lo que la ha hecho trascender.
      La verdad es que el reto me encantó!!! Me resultó muy motivador y estoy investigando escritoras de diferentes países.
      Ahora estoy leyendo la japonesa que tiene el nombre que te hace reir.
      Beso

      Eliminar
  2. Hola!!Si te pasas por mi blog encontrarás un premio para ti!^^ Un saludo!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Me ha dejado alucinada la historia de Delmira! Lo cierto es que de autoras de vuestra tierra conozco muy poco y no he leído a casi ninguna... La excepción es Alfonsina Storni.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Luciana:
    ¡pero qué reto tan interesante!
    Y ha sido un placer conocer de tu mano a Delmira...y estoy de acuerdo contigo en que Uruguay es bellísimo.
    ¡Gracias por esta entrada! ha sido maravilloso poder conocer a esta autora y leer sus versos.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  5. Interesante reto. Como te puedes imaginar no conocía a esta poetisa y me ha gustado conocerla, aunque no vaya a leer nada más de ella. Creo que culturalmente se es pobre si sólo conocemos lo que se vende a nivel mundial.
    Besos.

    ResponderEliminar